domingo, 15 de mayo de 2016

Encuentro




Ya perdí la conciencia del tiempo transcurrido, aunque ahora no me interesa, ya que mi destino es incierto. Vagaré por el espacio hasta el fin de mis días sin llegar a ningún destino.
Lo había perdido todo, por eso acepté la misión; mi futuro era el mismo que aquí en el espacio. Soledad física y afectiva. Nada me ataba para quedarme.
El silencio es atronador, solo el siseo de los equipos y alguna transmisión desde el control; preguntan que veo desde la escotilla. La tierra sólo es un punto azul que pronto dejaré de ver y ese enorme cometa que cada vez está más cerca y coincide con mi órbita.

Eso nadie me lo dijo…

6 comentarios:

  1. Una forma de evadir la realidad y darse de lleno contra otra realidad... Muy bueno!

    ResponderEliminar
  2. Hola Luis, la soledad es una mala compañía y algunas veces hace que se hagan cosas a la desesperada como le pasa al protagonista del relato, lo malo que la mala noticia no se la dijeron y ya no tiene otra salida, eres muy bueno amigo:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Piru!! Todo pasa por algo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola amigo, se me olvido decirte que la isla de la Gomera esta en las Islas Canarias:)

    Besos.

    ResponderEliminar